El proceso de digitalización que están experimentando la mayoría de empresas ha hecho surgir la necesidad de brindar nuevos servicios y productos a los consumidores, además de establecer nuevos canales de comunicación entre la marca y el usuario.