El término Fintech no es nuevo ya que desde hace años se refiere simplemente a la aplicación de la tecnología en la industria de servicios financieros. Sin embargo, en los últimos años ha adquirido especial relevancia debido a la entrada de las empresas fintech o start ups que ofrecen servicios financieros digitales end to end y que han venido a causar disrupciones en la industria financiera.

El sector asegurador, como la mayoría de los sectores de la economía, se enfrenta al reto de la transformación digital de empresas. El cambio de hábitos y preferencias de los clientes, así como  el surgimiento de nuevos competidores puramente digitales como las insurtech son una amenaza para la industria. Es por ello necesaria la transformación digital en toda la organización desde los procesos de onboarding y desarrollo de la relación con clientes, pasando por las actividades de marketing y gestión comercial; hasta las áreas de servicio y atención al cliente. Las entidades están apostando por estrategias ambiciosas de digitalización y lo hacen con base en las fortalezas que ya han desarrollado como son múltiples  canales de distribución y servicio, grandes bases de clientes y una férrea sistemática comercial.

 

Desde que, en 2011, IBM Watson logró batir a dos de los mejores concursantes de Jeopardy!, una especie de Saber y ganar de Estados Unidos, la inteligencia artificial en empresas forma parte de innumerables soluciones y es cada vez más accesible para los negocios que buscan mejorar su propuesta de valor.

Los ejemplos no dejan de sorprender a clientes y competidores, confirmando que la inteligencia artificial ha llegado para quedarse. Algunas de las aplicaciones más llamativas son las siguientes: