empresa digital

Convertirse en una empresa digital es un camino inevitable para las organizaciones de hoy en día. De hecho, según Gartner, las empresas que no migren a la nube para el año 2020 serán tan extrañas como las que hoy no utilizan internet. Considerando que el cloud computing es solo una de las muchas áreas de TI que representan la digitalización.

Adaptarse a esta era de la industria digital o 4.0 es una necesidad para aquellas organizaciones que desean mantener su nivel de competitividad en el mercado. De no hacerlo, las proyecciones de fracaso son inminentes ante una dinámica comercial que exige procesos más eficientes, es decir, más digitales.

New Call-to-action

¿Qué diferencia a una empresa digital del resto?

Una empresa digital es aquella que ha logrado digitalizar sus procesos, sus productos y servicios y toda su gestión organizacional. De manera básica, esta digitalización consiste en la adopción de las últimas tecnologías para desarrollar actividades que, anteriormente, se desarrollaban de manera convencional.

Algunas de las tecnologías que protagonizan esta transformación digital son:

  • Blockchain
  • Big data
  • Cloud computing
  • Impresión 3D
  • Inteligencia artificial (IA)
  • Internet de las cosas (IoT)
  • Realidad aumentada (RA) y Realidad virtual (RV)
  • Robótica

Más allá de una organización que busca solo optimizar procesos, una empresa profundamente digital es aquella que utiliza la tecnología como motor principal para incrementar sus ventas, abordar nuevos mercados y desarrollar ventajas competitivas más poderosas.

Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, afirma que:

«Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes” (BBC).

Las características de una empresa digitalizada

Una empresa que ha superado con éxito el proceso de transformación digital se caracteriza por:

  • Ser data driven y tomar decisiones basadas en datos obtenidos y procesados en tiempo real.
  • Tener un enfoque customer centric que mantenga la atención en los pain points, touch points y friction points.
  • Poseer una infraestructura de TI potente, escalable y optimizada en costes. Básicamente, una infraestructura cloud.
  • Integrar a su equipo humano técnico en los procesos de negocios y a su equipo humano de negocios en los procesos técnicos.
  • Establecer metodologías organizacionales que fomenten la comunicación interna y el trabajo colaborativo entre equipos multidisciplinares.
  • Promover el liderazgo, la creatividad, el compromiso y la productividad a través de herramientas digitales.
  • Impulsar la mejora continua en todos los sentidos.
  • Fomentar una cultura organizacional basada en la superación de límites, en la experimentación y en la búsqueda de nuevas soluciones.

Beneficios de la transformación digital en una empresa

La digitalización de un negocio le otorga a éste la capacidad de optimizar todos sus procesos a nivel de agilidad, productividad y costes. Es decir, una empresa digital puede producir más y con mejor calidad a través de recursos de última generación que no son tan costosos como los convencionales.

A medida que la tecnología avanza, las soluciones suelen ser más económicas y precisas. Gracias a esta precisión, las empresas digitales también desarrollan la capacidad de crear productos y servicios más personalizados, con un despliegue más eficiente y una ruta de distribución más directa.

Además, la transformación digital permite ofrecer una experiencia de compra de alto impacto y una atención al cliente muy satisfactoria. Esto hace que todo el proceso de ventas fomente la fidelización por parte de los consumidores. Estos últimos valoran más las marcas que son como ellos, es decir, digitales. Pues ante consumidores digitales, marcas digitales.

¿Cómo digitalizar a una empresa?

El viaje a la digitalización no es un proceso estándar. Éste depende de las necesidades, objetivos y capacidades de cada negocio. Aunque se trata de un proceso altamente metódico, también debe ser flexible y versátil.

La intención es lograr una transformación armónica y equilibrada, sin forzar el desplazamiento de la empresa hacia lo digital. De lo contrario, se puede llegar a un colapso de la cultura organizacional y a una ruptura de todos los procesos establecidos anteriormente.

Por este motivo, migrar hacia una empresa digital debe ser un procedimiento que esté contemplado y estudiado dentro de un “plan de transformación digital”. En este documento han de especificarse las best practices a tener en cuenta, los pasos a seguir, los objetivos a alcanzar y los retos a superar.

4 claves para la digitalización de una empresa

El proceso de convertir a una organización convencional en una empresa digital suele ser susceptible a errores humanos. Para reducir al máximo los márgenes de error, es necesario mantener el enfoque en las 4 claves para la digitalización de una empresa. Las cuales son:

  1. Estudiar las condiciones actuales
  2. Transmitir la estrategia desde arriba
  3. Adaptar la cultura organizacional
  4. Involucrar al digital talent

1. Estudiar las condiciones actuales

El plan de transformación digital debe detallar el hasta dónde quiere llegar la empresa y el que desea alcanzar. Sin embargo, antes de mirar hacia el futuro hay que estudiar el presente. Es decir, se deben analizar los objetivos, las necesidades y las capacidades que tiene actualmente la organización y que representan el punto de partida de todo el proceso de transformación.

2. Transmitir la estrategia desde arriba

La estrategia de digitalización debe comenzar a implementarse desde la cabeza de la empresa, es decir, desde los directivos. Ellos son los encargados de impulsar y guiar con el ejemplo cómo se debe ir adoptando poco a poco la digitalización en los procesos y en las comunicaciones.

Desde allí, la transformación digital debe irse filtrando hacia las gerencias, los departamentos y los equipos de trabajo. Implementándose así en unidades corporativas cada vez más específicas, tanto técnicas como de negocios.

3. Adaptar la cultura organizacional

Una de las claves más importantes para el éxito de la transformación digital es la adaptación de la cultura organizacional al nuevo esquema de gestión digital. Esto se refiere a romper con viejos hábitos de comportamiento y fomentar el uso de las nuevas tecnologías como pilar de una nueva cultura organizacional.

La digitalización puede ser tan exitosa o fracasada como su nivel de adopción por parte de los empleados. En este sentido, no todo se trata de tecnologías ni de procesos, sino del compromiso de las personas por adaptarse a un nuevo modelo de trabajo.

4. Involucrar al digital talent

Para llevar a cabo la digitalización, ésta debe ser liderada por especialistas considerados como digital talent. Es decir, profesionales expertos en tecnologías de última generación con capacidades de actuar, además, en áreas de negocio y gerencia.

Los digital talent se caracterizan por cursar estudios de alto nivel como:

En Cognodata no sólo ofrecemos servicios de consultoría y de transformación digital a través de soluciones de digitalizaciónautomatizaciónmachine learning. También somos un agente de cambio mediante los programas de formación ofrecidos por nuestra MBIT School. Una de las organizaciones españolas con los pensum de estudio de más alto nivel en nuevas tecnologías.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No Comments

Post a Comment