En España las app ya registran el 66% de las compras móviles (1). Ya no hay duda, los clientes están cada vez más acostumbrados a acceder a sus marcas favoritas con inmediatez y a través de diferentes dispositivos.

La omnicanalidad es una realidad, y las empresas que se resisten a adoptar una estrategia omnicanal que asegure la coherencia y la integridad entre canales, comunicándose con cada segmento de clientes por los canales adecuados se está jugando su futuro.

¿Pero cómo conseguimos una estrategia realmente efectiva?

Tradicionalmente la industria bancaria se ha enfocado en el uso y desarrollo de tecnologías que garanticen la seguridad y ejecución de transacciones financieras a través de diversos canales. La banca multicanal es una realidad que permite a los clientes realizar operaciones, pagos, consultas y reclamaciones en cajeros automáticos, banca por internet, banca móvil, banca telefónica, oficinas, etc.

Las estrategias de fidelización tienen un impacto positivo en el negocio con un objetivo claro: buscar una relación con el cliente que perdure en el tiempo y, así, generar el máximo valor posible para el cliente y para la empresa. Sin embargo, cuando hablamos de implementar estrategias de fidelización, debemos considerar que dichas estrategias van más allá de implementar un programa de recompensas. A continuación, presentamos 5 claves para que los programas de fidelización o lealtad de clientes sean un verdadero éxito.

De acuerdo con la definición propuesta por la asociación Interactive Advertising Bureau (IAB Spain), la publicidad programática es “la ejecución de la compra de medios online mediante pujas u ofertas estables a través de metodologías basadas en algoritmos que definen los términos de la demanda y son capaces de ejecutar la compra más adecuada a los objetivos de campaña, definidos en términos de perfiles, precio, valor o cualquier otro parámetro fijado por el comprador y cuya ejecución se realiza en tiempo real”.