4 objetivos de marketing digital inteligente en una estrategia SMART

12 de enero de 2022

La inteligencia artificial se está volviendo imprescindible en toda estrategia de marketing. Un negocio, tanto online como offline, debe ser capaz de estar a la altura de las exigencias digitales de los clientes. Por este motivo, saber analizar los objetivos de marketing y llevar a cabo las acciones necesarias es imprescindible. En este artículo queremos basarnos en la estrategia SMART para conseguir llevar a cabo los objetivos de marketing digital y te damos 4 ejemplos de cómo la inteligencia artificial ayuda a lograrlos.

¿Qué es una estrategia SMART?

En 1981 el profesor George T. Doran propuso una forma muy acertada de definir los objetivos en marketing. Hoy, casi 40 años después, podemos extrapolar su propuesta a las estrategias de marketing digital:

  • S: Specific. Un objetivo debe ser específico: ¿qué es lo que quieres conseguir?
  • M: Measurable. También debe ser medible: ¿cuánto queremos hacer crecer el objetivo?
  • A: Attainable. Debe ser alcanzable: ¿qué serie de estrategias seguirás?
  • R: Relevant. También debe ser realista: ¿qué medios y herramientas necesitaremos?
  • T: Time based. Y, por último, deben estar ubicados en un periodo de tiempo: ¿en cuánto tiempo conseguirás el objetivo?

Los 4 principales objetivos de marketing digital inteligente basados en una estrategia SMART

Captación de clientes

La captación de clientes es uno de los cuatro objetivos de marketing digital principales. Toda estrategia debe pensar en cómo atraer tráfico, principalmente de calidad. Las acciones de SEO, landing pages o newsletter están pensadas para esto. 

La acción clave para la captación de clientes es la segmentación. Las herramientas actuales de machine learning permiten encontrar el cliente potencial dejando aparcados al resto de clientes que no son el target. Así, es posible lanzar comunicaciones personalizadas al público adecuado para obtener más visitas y mejores leads.

Activación 

El segundo de los objetivos de marketing digital es provocar una acción en el usuario, en el target. Mediante un contenido de calidad, un diseño web atractivo y los correspondientes call to action podemos generar una reacción en el usuario para que interactúe con el mensaje. 

En esta etapa, el Customer eXperience CX o experiencia del cliente es fundamental. La mayoría de los negocios invertían un 21% de sus recursos en la mejora de la CX. Hoy, esta cifra ha aumentado hasta el 46% y se espera que dentro de dos años se mantenga en un 31%. Y es que invertir recursos en que el cliente sienta una mejor experiencia cuando entra en contacto con una marca es un punto imprescindible para mejorar las ventas.

Conversión 

Cuando hablamos de conversión hablamos del principal objetivo del marketing digital. La conversión nos habla de cuántas ventas, cuántos registros o cuántas descargas (según el objetivo) se han realizado. 

Para mejorar las tasas de conversión es importante tener en cuenta algunas acciones de venta cruzada o upselling, como realizan empresas como Amazon: las recomendaciones inteligentes, basadas en los gustos del cliente o en su historial ayudan a mejorar la conversión.

Fidelización

Este objetivo de marketing puede ser un gran aliado, ya que se invierten muchos menos recursos en mantener o despertar a un cliente dormido que en captar uno nuevo. Para lograr la fidelización de un cliente es imprescindible conocer bien sus costumbres, sus propensiones y su historial. Las estrategias de deep learning son ideales para fidelizar clientes, ya que gracias al análisis predictivo es capaz de adelantarse a las necesidades del usuario y ofrecerle productos o servicios incluso antes de empezar a buscarlos. 

Las estrategias basadas en machine learning o deep learning ayudan a lograr los objetivos de marketing digital. Gracias a la capacidad de analizar los datos de los clientes, los especialistas en marketing son capaces de personalizar mensajes, logrando incluso avanzarse a sus necesidades, anticipándose. No obstante, estas acciones son inviables sin una base de datos ordenada y una correcta disposición de la información.

Para ello existen herramientas digitales como Salesforce, un CRM en la nube capaz de generar estrategias y objetivos de forma efectiva. A pesar de que existen otras muchas herramientas de este estilo, Salesforce es la más popular y la de mayor calidad, pues cubre toda las necesidades que una compañía puede requerir en este aspecto. Si quieres ampliar información acerca de cómo un CRM como Salesforce puede ayudarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.