Customer [R]evolution

El destino del conocimiento sobre las últimas tendencias en customer science, machine learning y marketing automation

La calidad de datos es un factor crítico de éxito en los procesos de transformación digital y orientación al cliente que muchas compañías están emprendiendo. Los datos son una ventaja competitiva pues permiten, entre otras cosas, generar inteligencia comercial basada en machine learning para optimizar el cierre de ventas, mejorar los niveles de servicio o gestionar programas de fidelización. En consecuencia, los equipos directivos está dando cada vez más prioridad a proyectos de diagnóstico y mejora de la calidad de datos e incluso planes integrales de gobierno del dato.

Vender, vender y vender. El objetivo está claro, pero ¿cómo? La optimización de la gestión comercial sigue siendo un reto para muchas organizaciones, con clientes que además ahora exigen mayor interacción y omnicanalidad. En este contexto, los equipos comerciales tienen la oportunidad de apalancarse en dos áreas que aportan a la vez incrementos de productividad e innovación: la automatización del proceso comercial y el desarrollo de herramientas digitales de apoyo a la venta.

Las estrategias de fidelización tienen un impacto positivo en el negocio con un objetivo claro: buscar una relación con el cliente que perdure en el tiempo y, así, generar el máximo valor posible para el cliente y para la empresa. Sin embargo, cuando hablamos de implementar estrategias de fidelización, debemos considerar que dichas estrategias van más allá de implementar un programa de recompensas. A continuación, presentamos 5 claves para que los programas de fidelización o lealtad de clientes sean un verdadero éxito.

De acuerdo con la definición propuesta por la asociación Interactive Advertising Bureau (IAB Spain), la publicidad programática es “la ejecución de la compra de medios online mediante pujas u ofertas estables a través de metodologías basadas en algoritmos que definen los términos de la demanda y son capaces de ejecutar la compra más adecuada a los objetivos de campaña, definidos en términos de perfiles, precio, valor o cualquier otro parámetro fijado por el comprador y cuya ejecución se realiza en tiempo real”.