La tecnología del futuro convertirá los datos en el nuevo oro. La obtención, procesamiento, análisis y utilización de estos datos son los fundamentos de una “sociedad inteligente” e hiperconectada del presente y del futuro.

New Call-to-action

Las tecnologías como el big data, el internet de las cosas y el machine learning son las que ayudarán a las personas no solo a alcanzar el paradigma del smart life, sino también a responder ante otros grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad, como el calentamiento global, la escasez de agua o la contaminación.

 

¿Qué es el ‘big data’?

De acuerdo con la definición dada por Gartner en el año 2001, el big data es la tendencia tecnológica que consiste en el procesamiento masivo de datos que no pueden ser analizados por herramientas tradicionales. Esto último es debido, principalmente, a tres factores:

  • La gran cantidad de datos generados.
  • La gran velocidad con la que se producen los datos.
  • La gran variedad de los tipos de datos.

Desde el año 2000 hasta la actualidad, se han generado más datos que en toda la historia anterior de la humanidad, por lo que la única manera de poder procesarlos es gracias a las soluciones tecnológicas más sofisticadas.

¿Qué es el internet de las cosas?

Por otro lado, el internet de las cosas o internet of things (IoT) hace referencia a los sistemas utilizados para dotar a los objetos cotidianos de la capacidad de comunicarse entre sí mediante el uso de internet.

Dicha comunicación es posible gracias a la instalación de microchips y sensores en cada uno de los objetos, lo cual les permite enviar y recibir información. De esta manera, es posible interconectar objetos físicos tanto en el ámbito personal como en el ámbito profesionales.

La implementación del IoT permite crear productos inteligentes como prendas de vestir que miden la temperatura corporal, electrodomésticos que pueden ser controlados desde un smartphone y hasta piezas de la cadena de producción de una fábrica que pueden ser gestionadas incluso a miles de kilómetros de distancia.

El triángulo perfecto: ‘IoT’ + ‘big data’ + ‘machine learning’

La tecnología del futuro se basa en la combinación de tres áreas específicas:

  • Internet de las cosas: envío y recepción de datos entre los dispositivos.
  • Big data: procesamiento de los datos generados por dichos dispositivos.
  • Machine learning: evolución de los algoritmos según los datos procesados.

Desde esa perspectiva, Doug Davis, Senior VP y Gerente General de IoT Group de Intel, explica que se pueden identificar tres etapas de la implementación del IoT en la sociedad:

  1. Tecnología embebida: es la primera etapa y consistió en diseñar microprocesadores para luego embeberlos en dispositivos que anteriormente no tenían capacidad de proceso.
  2. Conectividad masificada y cloud computing: es la segunda etapa y ya en esta dichos dispositivos eran capaces de enviar y recibir información hacia y desde la nube.
  3. Inteligencia de los datos: es la tercera y última etapa (por ahora) que consiste en aplicarles a los datos herramientas de big data, machine learning y analítica para poder obtener de ellos un valor práctico y funcional.

¿Cuál es el mayor reto de la tecnología del futuro?

El IoT avanza a pasos acelerados, haciendo que los dispositivos inteligentes se multipliquen exponencialmente tanto por los avances tecnológicos del día a día como por la demanda de una sociedad que persigue con entusiasmo el paradigma del smart life.

Ericsson y Cisco estiman que para el año 2020 existirán 50 mil millones de objetos interconectados en el mundo. Por otra parte, Morgan Stanley predice que la cifra será de 75 mil millones, mientras que IDC proyecta dicha cantidad hasta los 200 mil millones.

La generación de datos es y será cada vez más descomunal, por lo tanto, el mayor reto de la tecnología del futuro es, precisamente, poder procesar toda esa información generada segundo a segundo a lo largo del planeta.

Así, las empresas que quieran obtener el máximo provecho del internet de las cosas tendrán que contar con una estructura de big data adecuada, pues de nada les servirá generar datos de alto valor a través del IoT si no tienen la capacidad de procesarlos y analizarlos de manera correcta. La gestión masiva de datos es una máxima en las compañías que son conscientes de la gran oportunidad que significa encontrar el valor de toda la información que manejan para ganar competitividad.

Cuando la mayoría de las compañías superen el reto de gestionar los datos a través del big data, el IoT se podrá afianzar completamente en la sociedad.

¿Cómo influirá la tecnología del futuro en la sociedad?

Para las empresas, el objetivo de estos avances tecnológicos es mejorar la producción de productos y ofrecer servicios inteligentes, incluso antes que surja la necesidad en los usuarios.

Doug Davies afirma que “IoT es inteligencia en todas partes: móviles, industrias, gobiernos, hogares, ciudades, redes, centros de datos”. Por lo tanto, el verdadero objetivo de la tecnología del futuro no se limita a productos, servicios o ciudades inteligentes, sino que se extiende a implementar mejoras en el estilo de vida hasta alcanzar la anhelada smart life por parte de todas las personas.

Estos son dos ejemplos de cómo puede influir en el futuro esta nueva revolución tecnológica al combinar IoT, big data y machine learning:

  • En unas décadas, cuando el calentamiento global y el cambio climático generen una crisis mundial por la escasez de agua, estas tecnologías permitirán utilizar nuevas formas de energía que reducirán la huella de carbono (la responsable del calentamiento global), y también mejorar el tratamiento y el procesamiento del agua, así como administrar más eficazmente su distribución.
  • Según los índices mundiales de natalidad, para el año 2050 habrá más habitantes mayores de 60 años que menores de 14. En ese contexto, en el que muchas personas de tercera edad necesitarán cuidados especiales y no habrá suficientes jóvenes para ello, la tecnología ofrecerá soluciones relacionadas con la salud y los hogares inteligentes:
    • Sensorización y automatización completa de los hogares.
    • Monitorización médica de personas vía sensores no invasivos.
    • Elaboración de dispositivos que autoadministren medicamentos a los enfermos.

La tecnología del futuro sin duda desencadenará la próxima ola de transformación digital de las empresas y de los hogares, ya que permitirá traducir datos previamente no explotados en información útil para aumentar tanto la competitividad empresarial como la calidad de vida de las personas.

Del mismo modo, funcionará como fuente de innovación y apoyará el crecimiento de los negocios, las industrias y los gobiernos, tal como ya ocurrió con la Revolución Industrial, la llegada de internet y, posteriormente, la de los dispositivos móviles.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No Comments

Post a Comment