Cada día recibimos decenas de emails en nuestra bandeja de entrada. ¿Has pensado cuántos de ellos abres? ¿En qué te basas para abrirlos?

New Call-to-action

En realidad, de entre todos los impactos publicitarios que recibimos, en cada uno de sus formatos y canales, nuestro cerebro solamente asimila uno de cada diez, al menos de forma consciente. Esto genera una enorme competitividad entre las empresas para conseguir ser el 10% que logra permanecer en la mente del cliente. Así, este artículo analiza diversas estrategias para conseguir este impacto en uno de los canales más importantes en la estrategia de marketing digital: las campañas de email marketing.

Estrategias básicas para conseguir campañas de email marketing de éxito

El email marketing es uno de los pocos canales en los que es posible combinar la publicidad con la oportunidad de establecer una relación con los clientes de una marca y contarles una historia. ¿Cómo conseguir que, de entre tantos emails, los usuarios abran el de tu empresa? Con estas buenas prácticas conocerás qué estrategias utilizan las empresas actualmente para conseguir campañas de email marketing efectivas.

Lenguaje o tono comunicativo del email: cercanía y confianza adaptada al tipo de cliente

En general, las campañas de email marketing se centran en utilizar un lenguaje cercano e informal para conseguir una comunicación directa (a no ser que estés enviando una comunicación legal, que requiere de una mayor formalidad).

En nuestra vida personal, no usamos el mismo tono cuando hablamos con un desconocido que con alguien de la familia. Cuando crees una campaña de email marketing emplea tonos comunicativos distintos según el punto del ciclo de vida en el que se encuentra el cliente:

  • Emplea un tono más informativo con los que acaban de llegar.
  • Opta por un lenguaje más cercano con los que llevan un tiempo siguiéndote.
  • Escribe un mensaje más personalizado a los que estén propensos a irse.

El asunto del email: la clave para generar aperturas

El asunto es lo primero que visualiza el cliente. Así, es imprescindible que el asunto sea atractivo para captar su atención y generar aperturas. El objetivo es destacar creando mejores asuntos para conseguir que el subconsciente del cliente clasifique tus comunicaciones al mismo nivel que sus mensajes personales.

La tendencia son los emoticonos

La mayoría de las empresas ya utilizan emoticonos en los asuntos de sus emails. Es una tendencia que busca llamar la atención con un toque divertido. La idea es conseguir crear una relación positiva en el subconsciente del usuario para que asocie el email a la jerga que utiliza en su vida cotidiana, como puede ser en WhatsApp, Instagram u otros canales digitales.

Cuidando el mensaje del asunto

Otro de los aspectos que se deben valorar en las campañas de email marketing es el mensaje del asunto. Se puede optar por asuntos originales, con toques de humor, que generen intriga, etc. O bien elegir un mensaje que cuente algo interesante en una sola línea. De la misma forma que el mensaje, también conviene personalizar el asunto. Según el momento del ciclo de vida en el que se encuentre el cliente, se puede personalizar el asunto con elementos diferenciales como su nombre o su nivel de fidelidad.

New Call-to-action

El remitente: haz saber al usuario quién manda el mensaje

La mayoría de las empresas usan un mismo nombre de remitente para enviar las comunicaciones a sus clientes. El remitente tiene una misión principal: dar a conocer al usuario quién manda el mensaje, otra de las claves para lograr una mayor personalización.

Así, es imprescindible que evitar remitentes impersonales, como info@ o noreplay@. La tendencia es usar un nombre y apellido para escapar de la sensación de envío masivo. Así se consigue una atención más cercana, más de “persona a persona”, incluso aunque se trata de una comunicación digital. Eso sí, intenta no usar el nombre de laura@. Laura fue el nombre que se utilizó como nombre común de bot y ahora hay “demasiadas” Laura en el mundo del email.

El formato: coherente e identificativo con nuestra empresa

Es importante que el email mantenga una coherencia o relación con la empresa. Esto se consigue mediante el empleo de los colores corporativos o colores que creen una emoción favorable para el cliente.

Otro de los puntos importantes por tener en cuenta para cuidar el formato de las campañas de email marketing es la aparición del logo o imagen principal de la marca: cuidar el tamaño del logo, la ubicación, la combinación con otros elementos gráficos y de texto… Esta combinación de elementos permite generar comunicaciones completas y ayuda a destacar aspectos importantes del contenido, lo que anima al cliente a hacer clic para leer más, con la consecuente conversión de visitas a la web.

Eso sí, es recomendable intentar no sobrecargar el mensaje con un número excesivo de elementos gráficos, lo que ralentiza su carga. Así, una buena práctica es generar el texto del HTML con un estilo gráfico, el llamado pixelart, como elemento auxiliar a la descarga de imágenes.

Los call to action

Los call to action o CTA son elementos que ayudan a redirigir tráfico a nuestra web. Con este objetivo es básico que los CTA estén localizables. Para conseguirlo, normalmente se utilizan botones enmarcados que resultan llamativos e incitan al clic.

Uno de los CTA principales es el del logo, el único que redirige a la página de inicio de la web de la marca. El resto deberán dirigir a otros links de interés:

  • Contenido relacional
  • Oferta comercial
  • Entradas del blog
  • Newsletter
  • Productos concretos del ecommerce

También es muy importante que los CTA lleven al usuario a cada una de las redes sociales de la compañía mediante los iconos de Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc. Así, el cliente tiene la oportunidad de seguir a la marca, lo que favorece otros canales de comunicación.

La importancia de la personalización en las campañas de email marketing

Es imprescindible que el email esté lo más personalizado posible. Es más, el cliente espera que la marca lo conozca cuando se dirige a él. Así, conviene presentar elementos que aporten interés al contenido de la comunicación, como utilizar su nombre y personalizar el contenido y la oferta comercial según el buyer persona, el ciclo de vida del cliente o el momento del customer journey. En la personalización está una de las claves del éxito de la campaña.

Una de las mejores estrategias para personalizar las campañas de email marketing es gamificar al cliente en las comunicaciones. El objetivo de esta gamificación es el de ofrecer una experiencia única y distinta al resto, haciendo que el receptor se acerque más a la marca. Por ejemplo, si se cuenta con un programa de lealtad es posible incorporar elementos transaccionales como puntos, consecución de retos u objetivos o, simplemente, mediante juegos, en los que se incite al cliente a subir de nivel conforme más se relacione con la marca.

Desde el tono comunicativo, el asunto o el formato hasta la personalización: unas campañas de email marketing bien elaboradas y creadas estratégicamente pueden ser uno de los mayores aliados para contar una historia a tus clientes vinculada a objetivos estratégicos.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No Comments

Post a Comment