El cliente de un retail ya no es el mismo que hace unos años. Ha evolucionado al mismo tiempo que lo han hecho sus fuentes de información hasta convertirse en un consumidor 4.0: se informa a través de internet, de las redes sociales, y de su red de contactos, tanto de los más cercanos (amigos y familiares) como los de internet (contactos de redes sociales o influencers).

El presente y el futuro de la estrategia empresarial no se concibe sin la recopilación y el análisis de datos como apoyo para la toma de decisiones. El objetivo de este artículo es desengranar los elementos que envuelven la tecnología big data para aprender un poco más sobre ella a partir del concepto de las 7 V.

En la actualidad, el valor de los datos para una empresa es innegable. Sin embargo, el dato por sí mismo no puede aportar nada sin una estrategia. Desde cómo se obtienen (tecnología) hasta cómo se gestionan y qué beneficios aportan para la compañía. Estas y otras preguntas son las que presumiblemente tiene que contestar el CDO o Chief Data Officer.